Virgen Del Camino

Plaza Julio Hernández Rubio s/n Collado Villalba (Madrid) Teléfono: 91 851 00 91

                Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

                                      BIENVENIDO A TU PARROQUIA 

Lunes, Diciembre 11, 2017

Cursillos de novios

Los cursillos de novios se realizan en Diciembre, Marzo y Junio 

Lecturas para la celebración del Sacramento del Matrimonio

En este enlace encontraréis las lecturas de entre las que podéis escoger las que más os gusten para vuestra celebración

Preparad vuestra boda

Aquí tenéis el ritual del matrimonio para que podáis ir rezando con la belleza que en este celebración condensa la alegria de la Iglesia porque Cristo sale a vuestro encuentro. Vosotros sois los ministros de este Sacramento. ¡Ánimo!

RITO DEL MATRIMONIO

Monición: El sacerdote se dirige a los esposos con estas palabras u otras semejantes:

Queridos hermanos:

Estamos aquí junto al altar, para que Dios garantice con su gracia vuestra voluntad de contraer Matrimonio ante el Ministro de la Iglesia y la comunidad cristiana ahora reunida. Cristo bendice copiosamente vuestro amor conyugal, y él, que os consagró un día con el santo Bautismo, os enriquece hoy y os da fuerza con un Sacramento peculiar para que os guardéis mutua y perpetua fidelidad y podáis cumplir las demás obligaciones del Matrimonio. Por tanto, ante esta asamblea, os pregunto sobre vuestra intención...

Escrutinio: El sacerdote pregunta a los esposos:

Sacerdote/: N. y N., ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre y voluntariamente?

R./: Sí, venimos libremente.

Sacerdote/:¿Estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente, siguiendo el modo de vida propio del Matrimonio, durante toda la vida?

R./: Sí, estamos decididos.

Sacerdote/:¿Estáis dispuestos a recibir de Dios responsable y amorosamente los hijos, y a educarlos según la ley de Cristo y de su Iglesia?

R./: Sí, estamos dispuestos.

Consentimiento: El sacerdote invita a los esposos a expresar su consentimiento, diciéndoles:

Así, pues, ya que queréis contraer santo matrimonio, unid vuestras manos, y manifestad vuestro consentimiento ante Dios y su Iglesia.

Primera fórmula: Los esposos unen su mano derecha y dicen: 

El esposo: Yo, N., te quiero a ti, N., como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi  vida.

La esposa: Yo, N., te quiero a ti, N., como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la  salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Segunda fórmula: Los esposos unen su mano derecha y dicen: 

El esposo: N., ¿quieres ser mi mujer?

La esposa: Sí, quiero.

La esposa: N., ¿quieres ser mi marido?

El esposo: Sí, quiero.

El esposo: N., yo te recibo como esposa y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.

La esposa: N., yo te recibo como esposo y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.

Tercera fórmula: Los esposos unen su mano derecha y responden a las preguntas del sacerdote:

El sacerdote: N., ¿quieres recibir a N., como esposa, y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?

El esposo: Sí, quiero.

El sacerdote:N., ¿quieres recibir a N., como esposo, y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarlo y respetarlo todos los días de tu vida?

La esposa: Sí, quiero.

El sacerdote prosigue diciendo: El Señor confirme con su bondad este consentimiento vuestro que habéis manifestado ente la Iglesia y os otorgue su copiosa bendición. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

El sacerdote invita a los presentes a alabar a Dios: Bendigamos al Señor.

R./: Demos gracias a Dios

Bendición de los anillos: 

Sacerdote/: El Señor bendiga + estos anillos que vais a entregaros uno al otro en señal de amor y de fidelidad.

R./: Amén.

El esposo pone el anillo a  la esposa diciendo: N., recibe esta alianza, en señal de mi amor y fidelidad a ti. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

La esposa pone el anillo al esposo diciendo: N., recibe esta alianza, en señal de mi amor y fidelidad a ti. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Bendición y entrega de las arras:  Si es costumbre entregar las arras (trece monedas), el sacerdote dice:

Sacerdote/: Bendice +, Señor, estas arras, que pone N. en manos de N., y derrama sobre ellos la abundancia de tus bienes.

El esposo toma las arras y las entrega a la esposa diciéndole: N., recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir.

La esposa igualmente las entrega al esposo diciendo: N., recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir.